TRÊS STUDIO ^ blog de decoración nórdica y reformas in-situ y online ^

Sabías qué? Pretzel Chair

Hola a tod@s!!

La semana pasada os dí una pista para que supierais en que país me encontraba... Cómo algun@ adivinó era ALEMANIA. Y os preguntaréis por qué, precisamente, elegí esta foto para representar este maravilloso país.



La explicación es muy sencilla pero se remonta a hace unos cuatro años...


Fué entonces cuando, paseando por las calles de Stuttgart, de pronto me sorprendí a mi misma fijándome en cada uno de los puestecitos de la calle.


En todos ellos colgaban unas apetitosas rosquillas (llamadas pretzel) que, claramente, me llamaban!! En fin, que no tuve más remedio que probarlas, y...


mmmmmmmmmmmmhhhhh, ya os podéis imaginar lo buenísimas que estan!
Así que, desde entonces, cada vez que visito Alemania tengo que comerme (por lo menos) un delicioso pretzel!!

Por lo visto, la importancia de estas rosquillas también ha transcendido hasta el mundo del diseño porque, en 1952, George Nelson (antes del
Sofa Marshmallow) diseñó una silla de madera laminada llamada Silla Pretzel que hoy en día fabrica Vitra.


Una auténtica maravilla y un ejemplo de simplicidad y elegancia.


A pesar de que no se trata precisamente de una pieza económica, nosotr@s no nos quedamos con las ganas, y si no podéis permitiros este maravilloso diseño, podéis saborear las deliciosas rosquillas...

Receta pretzel:

^ 1 taza 1/2 de agua tibia
^ 1 cucharada de azucar
^ 2 cucharaditas de sal gruesa
^ 1 sobrecito de levadura
^ 4 1/2 taza aprox. deharina
^ 57 grs de mantequilla no salada
^ 10 tazas de agua
^ 2/3 taza de bicarbonato
^ 1 huevo grande batido con 1 cucharada de agua
^ sal gruesa un poco machacada


Preparación:

^ Combinar el agua, el azucar y la sal
^ Espolvorear la levadura y dejar reposar 5 minutos, hasta que comience a hacer espuma
^ Agregar la harina y la mantequilla y batir a minima fuerza hasta que este todo mezclado. Luego pasarlo a media hasta que todo este bien homogéneo
^ Dejar que suba hasta que se duplique
^ Poner el agua con el bicarbonato a hervir
^ Precalentar el horno fuerte, enrollar la masa y hacer la forma de los pretzels presionando las puntas bien para que no se desarmen
^ Cuando el agua rompa a hervir, meter uno a uno los pretzel durante 30 segundos
^ Retirar y disponer sobre una placa con aceite, pintar con el huevo batido con el agua, espolvorear semillas, sal y queso rallado

^ Retirar cuando estan dorados

Y a disfrutarlos!!!!!!

Un besazo y hasta el viernes!



15 comentarios:

  1. MMMMMMMMMMMMM

    Ya estoy deseando volver de la oficina para animarme con la receta.
    Probé mi primer pretzel en NY en un puestecito de Central Park, hace demasiado tiempo y creo que ya va siedo hora de repetir.

    Me gustan mucho la mezcla de temas que proponeis: diseño + recetas, moda + origami...

    Conseguís sorprendernos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me estan dando unas ganas de probarlas ummhhhh ... qué pinta!!

    ResponderEliminar
  3. El diseño de la silla es una preciosidad. ¿ Como algo tan ligero, sinuoso y aparentemente débil puede soportar el peso de un hombr@ ?. Puro enlace de curvas y fuerte asentamiento muy pensado...¡ Viva la geometría !
    Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  4. MAdre mia acabo de ver que en este sitio http://www.thelollipopshoppe.co.uk/products?product_category=12&product_id=670 la silla cuesta la friolera de 1457 libras esterlinas wauuu . Hay que buscar un parecido razonable ya mismo jejeje

    ResponderEliminar
  5. Es verdad... menudo precio estratosférico apto solo para... NADIE! =S

    Seguro que con tu olfato implacable para los parecidos das con él enseguida; nosotras tb seguimos buscando a ver si suena la flauta.

    un besazo!
    Maca =)

    ResponderEliminar
  6. Lo importante es no equivocarse para no acabar sentándose en el pretzel y comiéndose la silla....
    Hay que ver que imaginación tenía este diseñador! Gracias por enseñarnos cosas nuevas. Besos
    M MAR

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantando! Dan ganas de probar el pretzel y la Pretzel. Muy apetecibles ambos los dos. Un beso,

    Macarena

    ResponderEliminar
  8. genial el post de hoy ,dos obras de arte una culinaria y otra de decoración ,asi que ...con este mix fantástico ,apetece sentarse en ella y comerse uno verdad? imaginativo y rico a la vez el post de hoy ,enhorabuena Di.
    monica

    ResponderEliminar
  9. Están buenisimas!! He copiado la receta!! :)

    Lauris
    _______________________________
    http://viajealatardecer.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de post de verdad nos enseñas y nos diviertes y quedamos perfet, mmmm con esas rosquillas.... quien no se tienta.

    ResponderEliminar
  11. Con una galletita de estas no se atraganto Bush???

    Zepequeña.

    ResponderEliminar
  12. ja,ja... me acabo de retrotraer 20 años (ni más ni menos que a 1989) cuando pasé unos meses en Stuttgart, peleándome con el alemán... Allí descubrí los Pretzel y sí, ¡están buenísimos!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué hambre me ha entrado!

    Me pregunto en qué estaba pensando George Nelson cuándo diseño esta silla y el sofa marshmallow....

    Seguro que además de diseñador también era cocinero...

    Pablo

    ResponderEliminar
  14. Ya no se si me gusta la galleta para sentarme o la silla para comermela... ambas parecen irresistibles.

    ResponderEliminar
  15. Oh! que entrada tan interesante con lo de las pretzels y luego las sillas, genial!
    Y yo que pensaba y estaba convencida que las pretzels eran americanas (como hay tantas por aqui!) ... hoy si que he aprendido algo nuevo!

    ResponderEliminar