TRÊS STUDIO ^ blog de decoración nórdica y reformas in-situ y online ^

desesTRÊSate con esta visita a la fábrica de Louis Vuitton: moda, arte y arquitectura

Buenos días,

Hoy quiero enseñaros algo que descubrí el fin de semana pasado mientras desayunaba plácidamente y ojeaba una de mis revistas preferidas de arquitectura y diseño, (como me gustan los desayunos de fin de semana... :), y claro, como no podía ser de otro modo, me pareció perfecto para uno de nuestros post dedicados a la unión de Moda, Arte y Arquitectura.

Así que una vez más vemos como se unen estos conceptos para crear un espacio tan impactante como la nueva fábrica de zapatos de Vuitton en Fiesso d´Artico, a unos 30 km de Venecia. Una fábrica de lujo donde el continente es tan exquisito como el contenido.

El arquitecto Jean-Marc Sandrolini se inspiró en las cajas de zapatos para crear unos volúmenes rectangulares de hormigón conectados por patios. El proyecto combina los últimos avances tecnológicos con una visión cosmopolita y única del arte contemporáneo ya que, además de la fábrica, también hay un espacio dedicado a una amplia colección de arte contemporáneo con obras de Warhol, Richards Prince, Matt Keegan y un largo etc.

Además del enfoque artístico, todo el edificio fue diseñado teniendo en cuenta la preocupación por el medio ambiente. Clara muestra de esto es la utilización de una malla metálica que recubre el exterior para optimizar el uso de la luz natural solar y regular la temperatura.Pero basta ya de explicaciones y vamos a disfrutar de este impresionante taller artesanal del siglo XXI.











Ya por último os dejo con unas imágenes de una de las últimas campañas de Vuitton que, cómo no, tuvo como escenario esta magnífica "caja de zapatos".







¿Conocíais este lugar?
Espero que os haya gustado...
Hasta mañana,
Mar


Otra de las esculturas que adornan este espacio es la obra Vénus à l´escarpin de Jean-Jaques Ory, que nos recibe a la entrada del edificio.




^ En estas imágenes vemos el patio central con la escultura L´Objet du désir de Nathalie Decoster (en primer término), y detrás la impresionante escultura Priscilla Stiletto de Joana Vasconcelos hecha con 6oo ollas y sus correspondientes tapas.

¿Ingenioso, verdad?




Este edificio supone la continuidad de una larga tradición artesanal, ya que desde el siglo XIII, en este mismo lugar, se fabricaba el calzado de la aristocracia veneciana. Tradición y modernidad, una buena combinación.

Pero si hay algo a lo que esta fábrica rinde tributo es al calzado de diseño, y para eso todo el exterior se completa con esculturas de gran tamaño en homenaje al calzado Vuitton.



14 comentarios:

  1. Si lo conocía y me gusta mucho, sobre todo esa transparencia de la fachada como en capas de tela, precioso!
    y el zapato gigante...
    muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. pues no lo conocía y me he quedado patidifusa, que bonito! me encanto lo sencillo y elegante que es, maravilla de lugar


    Besos!!!

    I♥NY

    ResponderEliminar
  3. Qué pasada! Tengo que recomendar a mi mejor amiga que vaya a verla porque ella es de Venecia y pasará allí la navidad...y de paso que me traiga fotos!

    Al principio me he quedado un poco extrañada porque había leido Valencia en vez de Venecia!!! Aún voy dormida!

    bsos

    http://delunaresynaranjas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  5. Sencillamente genial¡¡¡¡

    Besitos.

    Vilva.

    ResponderEliminar
  6. Estupendo edificio, queda pendiente para la próxima escapada a Venecia

    ResponderEliminar
  7. Que pasada de edificio¡¡¡ He estado en Venecia y no tenía ni idea que estaba allí.
    Lo tendré en cuanta si vuelvo. Gracias

    ResponderEliminar
  8. pues no, pero gracias por compartirlo, me encanta la idea de trasladar la caja de zapatos a la fábrica.....es tan tan lógico,no???pero luego trasladarlo no es nada sencillo....y está perfecto
    por cierto, que revista era???
    besitos

    ResponderEliminar
  9. Pues no lo conocia y me ha encantado! obre todo esa transparencia en fachada y las esculturas.

    ResponderEliminar
  10. Es una pasada! estaría genial verlo en directo pero este post nos acerca mucho a ello, gracias!

    besos

    ResponderEliminar
  11. no tenia ni idea de su exsitencia! qe preciosidad!

    ResponderEliminar
  12. No lo conocia y es una maravilla, tanto el edificio, con ese patio central, como las esculturas de los zapatos.
    Gracias por compartirlo.
    Besos para las tres
    Patri

    ResponderEliminar
  13. Sí, ya lo conocía.
    Voy allí todas las noches a comprar zapatos, pero en sueños, jajaja.
    Espectacular!!!!
    Un beso para las três

    ResponderEliminar
  14. ¡Gracias a tod@s!

    Traviesa: La revista es Architectural Digest. Ya verás como engancha!

    saludos a tod@s,
    Mar

    ResponderEliminar