Small changes make a big difference


Buenos días,

Como ya os podréis imaginar por el título del post, hoy venimos a demostrar cómo los pequeños cambios en la decoración pueden cambiar radicalmente el ambiente de una estancia. 

Pintura, complementos decorativos, cojines, piezas de mobiliario, etc; parece increíble, pero cuando cambias alguno (o varios de estos elementos) la diferencia se nota y es que…

hay pequeños cambios que marcan la diferencia

Y para poder ilustrar mejor lo que estoy diciendo, aquí os dejo con un par de imágenes de la interiorista Anna Malmgren que reflejan bastante bien este tipo de transfromaciones. 




¿Qué os parece la diferencia?

¿Con cual os quedaríais?

¡Que paséis un buen día y hasta mañana!






21 comentarios:

  1. Me quedo con el primero, me encanta la calidez de los colores y la mezcla de texturas.
    besos.)

    ResponderEliminar
  2. Yo también me quedo con el primero!!

    ResponderEliminar
  3. Yo me quedo con la primera porque me parece mucho más acogedora, más hogareña y femenina. La segunda tampoco me disgusta pero me falta algo, no destaca nada.
    Que bueno es esto de los cambios sin tener que hacer grandes obras. Te permite mucha flexibilidad y a nosotros eso nos permite variar siempre que queramos o transformar un espacio en otro totalmente diferente para un evento especial, etc.
    Me gustan estos post!

    ResponderEliminar
  4. Yo me quedo con el primero, al segundo creo que le falta personalidad, me gusta si fuese un estudio o una tienda, pero no para una casa.

    ResponderEliminar
  5. Yo me quedo con el primero, al segundo creo que le falta personalidad, me gusta si fuese un estudio o una tienda, pero no para una casa.

    ResponderEliminar
  6. he mirado la primera foto y he dicho... oohh... que bonito! y luego la segunda me ha sorprendido un montón! creo que la segunda para verlo en fotografía es la perfecta pero para vivir... tal vez me quede con la primera mas... uff no seee ...

    ResponderEliminar
  7. Sin dudarlo, me encanta la calidez de la opcion 1

    ResponderEliminar
  8. Creo que está ganando por mayoría aplastante, la primera opción.Yo también me sumo a su elección, y no es que el segundo no sea bonito, ni mucho menos, pero es la sensación de comodidad y calidez que transmite la primera,la que se lleva la palma.Un beso.MC
    www.happyideas.com

    ResponderEliminar
  9. Me quedo con la segunda opción.El toque de sobriedad le da elegancia. Me gusta esa opción.

    ResponderEliminar
  10. Con el primero! Mucho mas acogedor!

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con la primera tiene toda la calidez ufff esa manta tirada. Se nota un lugar en que se vive .la otra me parece mas fria
    cariños

    ResponderEliminar
  12. Q cambio!
    Me qedo con el primero. El segundo me parece demasiado masculino...
    besos!

    ResponderEliminar
  13. Impresionante! el cambio es total! Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Yo me quedo con la primera opción, color, color, y más color.

    ResponderEliminar
  15. Me quedo con el primero, más acogedor.
    Un besete.

    ResponderEliminar
  16. Wow! Como cambia!! La verdad es que me parecen muy chulos los 2!! :-s

    ResponderEliminar
  17. me quedo con el primero, aunque el segundo esta chulo tambien

    ResponderEliminar
  18. Woooow!! O.o

    Yo soy muy hogareña y de colores calidos... ¡Así que la primera! ;)

    Bss para las Três***

    [ART&LIFE]

    ResponderEliminar
  19. Ay, este tipo de posts me encantan porque tienen toda la razón: pequeños cambios hacen una gran diferencia. Me gustan ambos, pero mi favorito es el segundo. Definitivamente de estilo nórdico!

    ResponderEliminar