TRÊS STUDIO ^ blog de decoración nórdica y reformas in-situ y online ^

SABÍAS QUÉ? Marshmallow

Hoy os presento la primera de muchas secciones que nos acompañaran en esta andadura bloggera, Sabías qué?

Pero no os preocupeis, que no pretendo ser ninguna profesora estirada, sino más bien todo lo contrario... Me gustaría empezar el post de hoy haciendo volar vuestra imaginación, y que nos fueramos junt@s a esos lugares especiales y mágicos que todos llevamos dentro.

Supongo que much@s de vosotr@s recordaréis aquél cuento de los hermanos Grimm que nos contaban cuando éramos pequeños, donde unos niños llamados Hansel y Gretel se encontraban con una
casita de chocolate en medio del bosque.


Siempre he pensado que sería maravilloso descubrir un lugar así. Y soñando, soñando, por qué no soñar con algunos de mis caprichos favoritos?

No lo puedo negar! Me encantan todo tipo de golosinas, gominolas y chucherías, y una de mis preferidas son las nubes... todo un clásico al salir del colegio!!


Cuál fue mi sorpresa, al ver años después, mi sueño hecho realidad: George Nelson había conseguido realizar en 1956 un diseño inspirado en los famosos marshmallows! (tambien llamados por los 'expertos' nubes, jamones e incluso esponjitas)
Como algun@s ya sabréis George Nelson además de arquitecto, periodista y escultor es conocido por ser un gran diseñador de muebles del siglo XX y un icono dentro del movimiento Pop-Art.

Con este diseño, logró la transformación de un sofá tradicional en una estructura tridimensional hecha a base de suaves y coloridos cojines, que lo convierten en una pieza excepcional.




Al principio este caprichoso y funcional diseño fue producido por Herman Miller y por su falta de convencionalidad sólo se produjeron 200 unidades. No sé qué pensaréis, pero yo me lo imagino como una pieza exclusiva y única que de un toque de color a un espacio neutro.


A partir de 1988
Vitra retomó su fabricación, que sorprende por su diseño y comodidad. La versión básica consta de 18 cojines individuales realizados en vinilo (y se puede elegir el color de cada uno!!), pero gracias a su estructura tubular de acero es fácilmente ampliable.


¡¡¡Un sofá para comérselo!!!

Investigando un poco más sobre este tema, he encontrado varios diseños inspirados en delicias gastronómicas de los que iremos hablando... pero y a vosotr@s...

¿Qué es lo más apetitoso que os gustaría ver hecho realidad?

Para acabar, qué mejor que dejaros con la receta de estas pequeñas delicias...

receta marshmallow

500 g Azúcar
250 ml Agua
15 g Gelatina sin sabor
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 pizca Sal
Azúcar glass para espolvorear

_ Colocar el azúcar en una olla y cubrir con la mitad del agua.

_ Remover a fuego fuerte hasta obtener almíbar a punto hilo fuerte (que es cuando tomando un poco de almíbar entre la yema de dos dedos, al separarlos se forma un hilo que no se rompe)

_ Batir la gelatina con la esencia, la sal y el resto del agua.

_ Cuando el almíbar esté listo, verter, sin dejar de batir, hasta que la preparación esté blanca

_ Cubrir con azúcar glass la superficie donde se vaya a trabajar con la preparación.

_ Dejar enfriar a temperatura ambiente y cortar en cubos.

Para los más impacientes, se pueden, simplemente, comprar y bañar en chocolate fundido...

¿Os podréis resistir? ;)


Bon appétit!

Un beso y hasta el viernes!!

Di

17 comentarios:

  1. Hola Diana....un post muy ingenioso.....uy cuántas veces me habré leído el cuento de Hansel y Gretel....y llegué a pedirle a los reyes una casita de chocolate....pero no de las de Pascua, no, una casita de verdad!!!!!El sillón en blanco es ideal...
    Por cierto, tomo nota de la receta....me gusta mas una chuche que a un tonto un lápiz
    Besitos a las três....y toda la suerte del mundo :D

    ResponderEliminar
  2. el cuento que tenía yo de Hansel y Gretel me hacía soñar...me paraba en la página de la ilustración de la casita ... diseccionaba lo que veia..lo que me comería primero...ay..se me hacía la boca agua!!

    el sillón es una maravilla....y, sí..la versión del color en cualquier espacio neutro dará alegría y tendrá un protagonismo absoluto..una maravilla que no conocía!

    gracias y besos

    ResponderEliminar
  3. El sillón es una genialidad, siempre que voy a Vitra me quedo horas mirando y leyendo las historias de cada mesa/silla/mesa que me encuentro.

    Yo tengo un poco de "peliculera americana" y me encanta quemarlos y meterlos entre dos galletas!! Ayyyyyyy dios mío, que hambre me está entrando!!

    Un post genial Diana
    Besos
    ;)

    ResponderEliminar
  4. Ays la chuches, qué peligro!!!! Y mil gracias por la receta, seguro que la pruebo algún día ya que me encantan las nubes(marshmallows).

    B-esos y suerte con el blog!

    ResponderEliminar
  5. Pues por Jerez se llaman...esponjitas!. Leer tu post ha sido una delicia en todos los sentidos. Y ese sillón siempre me haencantado. Aquí en Jerez hay una librería en la que tienen uno (en azul, blanco y naranja) y siempre que voy hay alguien sentado en él o comentando lo singular y bonito que es.A mis hijos les encanta para tumbarse, porque lo ven como un juguete. Y en las fotos que enseñas me ha encantado la versión sofá.

    Besos,

    Macarena

    ResponderEliminar
  6. Que rico, tomaré nota de la receta.
    Había visto este diseño en algunas revistas pero nunca había leido la historia, me encantó.

    ResponderEliminar
  7. Ese sillón es una pieza especial es poco, en otra entrada deberiais hablar de la silla cartón Wiggle de Frank Gehry, para mi gusto una pieza espectacular!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Hola!!

    Yo aquí les llamo "jamones" y me encantan!!! Y no conocía nada de esta silla y de su historia. Me ha gustado muchísimo todo.

    Gracias por compartir vuestros conocimientos. Me gusta mucho saber estas cosas pero no siempre tengo fuentes... Ahora si, ¿verdad? ;)

    Mx,

    Irune

    ResponderEliminar
  9. Nubes, jamones, esponjitas... el caso es que nos trae muy buenos recuerdos. El sillón es único! Si yo tuviera más espacio en mi casa...

    ResponderEliminar
  10. Muy buena la idea y en todos los sentidos, claro... mmmmm.
    A mi me encantaban los "ladrillos", unas chuches muy parecidas en color y sabor pero no en textura, con los cuales se podia construir paredes y casitas casi reales.... pero entonces no tenia presupuesto suficiente, y ahora, se la comerían mis nietos.
    Y, hablando de cosas que me encantan ¿Que tal diseñar con Juanolas : romboides, negras, ecológicas... ?¿Que tal?
    Gari

    ResponderEliminar
  11. Hola...

    Me ha hecho muchisima gracia esta entrada, cuando vivi en EEUU me aficione mucho a los "marshmallows", hay unos muuy pequeñines que se ponen con el cafe o el chocolate que madre mia menudo vicio peor que las pipas!!!Jajaja...
    Os felicito, volver a leer algo sobre George Nelson me ha hecho recordar cuando estudiaba la carrera, la ilusión que se tiene por crear e inventar cosas nuevas.
    Hay tantos con piezas tan importantes: Le Corbusier, Mies van der Rohe, Ettore Sottsass ,y como no Andre Ricard. Creo que seria genial hacer entradas con los grandes del diseño y poder asi hacer una comparativa con el diseño actual.
    Ya que todo vuelve y estas piezas siempre quedan genial en esos puntos importantes de nuestros entornos.

    Animo Chicas!!!

    Besetes Raquel

    ResponderEliminar
  12. Hola Di,

    ¡Me ha encantado este post! Y aunque fui un poco excéptico cuándo pensé en un "sofá marshmallow", tengo que admitir que me ha gustado mucho el diseño. Es muy original y parece bastante cómodo.

    Ahora, si además se pudiese comer....

    Bêsos,

    P

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola chicas!

    Es mi primera visita y me ha encantado. Un blog que transpira lo mismo que vuestro proyecto: originalidad, frescura, funcionalidad y una pizca de descaro...

    ¡¡Enhorabuena a las ^3!! ¡Triunfareis como las 'nubes'!

    ResponderEliminar
  14. Hummm! marshmallow's, los habeis probado 5 segundos en el micro? se hacen gordotes y estan tan buenos..... como el algodon de azucar

    ResponderEliminar
  15. Me parece precioso este sofa! cómo saben en Vitra llevarse siempre lo mejor eh!

    un beso

    ResponderEliminar
  16. Un estupendo comienzo para la sección SABÍAS QUE, ya que es un sillón alegre, original y colorido, como el blog.

    Carlos

    ResponderEliminar